PARKER TRANSAIR tiene una solución innovadora para las redes de aire comprimido, nitrógenos o vacío.

La tubería Parker Transair está fabricada con aluminio, un material ligero y resistente que evita la corrosión de las paredes internas. 

Su tecnología de sujeción de sus conexiones tiene como resultado los siguientes beneficios:

  • Ahorro de energía con la disminución de fugas.
  • Resistencia con 10 años de garantía.
  • Instalaciones en menor tiempo y con seguridad.
Podemos asesorarte para el diseño e instalación de una red con Parker Transair.

Conoce la tubería y diversas conexiones 

Como se diseña una red con Tubería y Conexiones Parker Transair

La tubería de aluminio Parker Transair viene disponible en diámetros desde media hasta 6 pulgadas.

Elegir el diámetro depende de la cantidad volumétrica de aire o nitrógeno que se va a desplazar en la red.

Es recomendado formar un anillo principal, uniendo los tramos la tubería de seis o tres metros  con coples y codos.

Dependiendo de la altura del anillo, se pueden utilizar derivaciones y tees hasta llegar a los puntos para terminar la conexión de una red.

Click en cada imagen para ver características y funcionalidad 

¿Eres instalador o desarrollas proyectos neumáticos?

A diferencia de otros materiales como lo son el galvanizado o el cobre, una red con Tubería Parker Transair facilita el trabajo de instalación reduciendo el tiempo de trabajo, minimizando el uso de herramientas y con la seguridad de un sistema libre de fugas.

A continuación presentamos el siguiente video que muestra una comparación de instalación de Tubería Parker Transair VS otros materiales. 

¿Quieres conocer el catálogo y lista de precios de Parker Transair? 

Click aquí para descargar

¿Por qué elegir tubería TRANSAIR?

Fácil instalación.

  • No requiere equipo de soldadura
  • No hay riesgo de incendio
  • Sin lesiones por quemaduras
  • No requiere tarraja o equipo para hacer rosca en la tubería.
  • El aluminio es mucho más ligero que el Cobre o el Acero.

 Libre de fugas

El diseño del sistema y la flexibilidad del tubo permite el desplazamiento de la tubería ocasionado por la expansión térmica. Adicionalmente los coples permiten un cierto grado de libertad de desplazamiento permitiendo así que el sistema entero se expanda o contraiga sin generar tensión o compresión en las uniones del sistema.

 Evitar corrosión.

Los sistemas de acero convencional son atacados por la oxidación, esto generando óxido dentro de la tubería. La mayoría de los sistemas de acero con 10 años o a veces menos de uso pueden llegar a tener solamente el 50% de su diámetro interno en funcionamiento. El óxido que desprende la parte interna de la tubería puede llegar a ocasionar enormes gastos de operación debido a que este óxido puede llegar al usuario final causando así problemas con el producto final o pérdidas energéticas.